Imprimir esta página

¿Qué es la pornografía infantil?

 

Pornografía Infantil leve o suave:

En este tipo de pornografía no hay actividad sexual explícita pero implica imágenes “seductoras e insinuantes” de niñas, niños o adolescentes. Incluye la exhibición de cuerpos desnudos de niñas, niños o adolescentes en distintas posturas eróticas, pero no su participación en actividades sexuales socioeróticas.

Pornografía Infantil dura o fuerte:

Consiste en la exhibición explícita de actividades sexuales socioeróticas penetrativas en las que participan niños, niñas o adolescentes.
El material se produce, se distribuye y puede ser comprado, compartido o utilizado por personas que recurren a este tipo de imágenes como recurso en actividades sexuales autoeróticas o socioeróticas.
También puede ser usado para seducir y enganchar a futuras víctimas de abuso sexual. Esas nuevas víctimas pueden ser otros niños, niñas y adolescentes a quienes se les hace ver lo que se representa en el material pornográfico como “normal” o “natural” para que más adelante estén dispuestos a participar en actividades sexuales similares y así utilizarlos para producir más material ilegal.

Algunos ejemplos de explotación sexual de niñas, niños y adolescentes en pornografía infantil son:

  • Materiales en los que se exhiben los genitales de niños, niñas o adolescentes.
  • Materiales en los que niños, niñas o adolescentes participan en actividades sexuales en contextos utilizados por adultos y prohibidos por la Ley para menores de edad (bares, discotecas, tabernas, prostíbulos).
  • Escenas sexuales en medios impresos o audiovisuales en las que aparecen niños, niñas o adolescentes utilizando artículos o juguetes sexuales.
  • Medios impresos o audiovisuales en los que aparecen niñas, niños o adolescentes siendo utilizados en actividades sexuales reales o simuladas.