Herramientas para conocer, prevenir y manejar el riesgo de abuso sexual infantil y adolescente en los entornos digitales.

Recomendaciones para facilitar conversaciones acerca de la sexualidad

Una estrategia que ha mostrado ser muy efectiva para prevenir el abuso sexual en línea es la educación de la sexualidad. Las personas comenzamos a recibir mensajes acerca de la sexualidad desde el mismo momento del nacimiento.

Hablar acerca de la sexualidad es, para muchas personas, una situación difícil de enfrentar. La dificultad para hablar sobre la sexualidad se incrementa cuando se trata de resolver preguntas que nos plantean niñas, niños y adolescentes. Con frecuencia, en esas circunstancias...

 

  • Sentimos que no contamos con el lenguaje apropiado para hablar sobre el tema.
  • Creemos que el asunto del cual nos preguntan es difícil de entender a esa edad
  • Pensamos que con la respuesta que demos vamos a generar confusión y más curiosidad de la que corresponde para la edad
  • Estamos convencidos de que de esos asuntos sólo debemos hablar con personas mayores

 

Para muchos adultos, la sexualidad se equipara con genitalidad o actividad sexual penetrativa; desconocen el interés y el deseo por saber acerca de la sexualidad que expresan niñas, niños y adolescentes desde muy temprana edad, similar a la curiosidad que expresan por los objetos que hay en su ambiente y por los cambios que ocurren a su alrededor. La curiosidad por su propio cuerpo y el de los demás hace parte del proceso de autoconocimiento y de interés por el aprendizaje; la expresan explorando y manipulando sus genitales, indagando por las diferencias anatómicas que hay entre los sexos, preguntando por su propia historia y la de su familia o realizando juegos de exploración sexual como el del papá y la mamá o el doctor.

Las preguntas revelan su curiosidad y deseo de comprender el mundo y surgen espontáneamente. Siguen una secuencia relativamente predecible, de menor a mayor complejidad; por ejemplo, antes de preguntar cómo nacen los bebés, preguntan por las diferencias físicas entre los sexos.

En la medida en que niños, niñas y adolescentes preguntan, es conveniente darles información verídica y concreta que satisfaga su curiosidad y que aclare sus dudas, sin imponer restricciones, sin dar más información de la que están solicitando y de la que están en capacidad de comprender, para que satisfagan su curiosidad de forma natural, desarrollen una actitud positiva hacia la sexualidad y generen una relación de confianza con sus principales cuidadores.

 

Reglas de oro para abrir canales de comunicación sobre la sexualidad desde la infancia

Algunas de las reglas que se deben considerar al responder las preguntas más frecuentes de niños, niñas y adolescentes son:

  • Aclarar la pregunta, es decir, qué es lo que quieren saber antes de responder para establecer si ya han recibido información que requiere ser corregida, reforzada o ampliada y si el sentido de la pregunta es el que nosotros le estamos dando
  • Aceptar la pregunta como una expresión natural de su curiosidad, sin juzgarle, sin regañarle, sin hacerle sentir mal por el deseo de saber y conocer
  • Explicar con honestidad
  • Decir la verdad
  • Hablar con naturalidad
  • Responder solo lo que preguntan y de acuerdo con su edad
  • Utilizar siempre los términos correctos, por ejemplo, senos, pene, testículos, vulva, útero, ovarios, óvulos, espermatozoides

 

@RedPapaz

 

Síguenos en:

youtube_logo   Logo-twitter   facebook-logo

Red PaPaz sede nacional

Av (Cr) 15 # 106-32 Of 603
Tel: +(57) 1 6191832 - +(57) 1 6191834
Cel: 310 7561190
Mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Bogotá - Colombia

JoomShaper