Imprimir esta página

Fortalecerlos

Como madres, padres, cuidadores y sociedad en general somos responsables de dar oportunidades a niños, niñas y adolescentes para desarrollar las habilidades que les permiten protegerse del abuso sexual en línea.

Para tal fin necesitan ser capaces de reconocer qué comportamientos sexuales son apropiados, en qué tipo de relaciones y en qué contextos. También necesitan saber que la actividad sexual entre las personas siempre debe ser de común acuerdo y cómo pueden responder a las insinuaciones sexuales que los hacen sentir incómodos o que no desean.

Los programas que han mostrado ser más efectivos para ayudar a niños, niñas y adolescentes a prevenir el abuso se caracterizan porque les enseñan que:

  • Las emociones nos ayudan a identificar las situaciones peligrosas: Si algo le hace sentir miedo, culpa o vergüenza lo mejor es decir no.
  • Nunca deben compartir mensajes, fotos o videos con contenido sexual por Internet.
  • Deben evitar responder a personas que no conocen en persona.
  • Es importante identificar las personas de confianza que tienen a su alrededor.
  • Si algo le está preocupando, molestado o generando malestar, debe hablar con una persona de confianza sobre lo que está pasando: no debe quedarse callado.
  • Ante cualquier situación extraña o experiencia novedosa que puede implicar algún peligro, es mejor buscar ayuda.